Con un gran sentido de aventura, Charles y Ray Eames aplicaron su curiosidad y entusiasmo sin límites a crear diseños que les convirtieron en un matrimonio/equipo de diseño realmente brillante. Su excepcional colaboración inventó todo un nuevo estilo de mobiliario. Estilizado y moderno. Divertido y funcional. Sofisticado y maravilosamente sencillo. Así era y es el 'look Eames.'

El 'look' y la relación con Herman Miller empezó con las sillas de contrachapado moldeado a finales de los 40 e incluye el famoso sillón Eames, que forma parte de la colección permanente del Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Charles y Ray lograron su extraordinario éxito preguntándose siempre al comienzo de cada proyecto: ¿Nos interesa? ¿Nos intriga? ¿Podemos hacerlo mejor? ¿Vamos a 'divertirnos seriamente' haciéndolo?

Adoraban su trabajo, que era una combinación de arte y ciencia, diseño y arquitectura, proceso y producto, estilo y función. 'Los detalles no son detalles,' decía Charles. 'Son lo que hace el producto.'

A Charles le gustaba resolver problemas y fomentaba los experimentos entre sus empleados. Una vez dijo que su sueño era 'tener gente trabajando en proyectos inútiles, porque ahí está el gérmen de los nuevos conceptos.'

Sus propios conceptos evolucionaron con el tiempo, no de la noche a la mañana. Como dijo Charles sobre el diseño de las sillas de contrachapado moldeado, ' Sí, fue un momento de inspiración, un momento de aproximadamente 30 años.'

Con los Eames, unas cosas llevaban a otras. Su trabajo revolucionario con el contrachapado moldeado llevó a su trabajo vanguardista con las sillas de fibra de vidrio. Un concurso en una revista les llevó a diseñar la sumamente innovadora 'Casa Modelo.' Su interés en la fotografía les llevó a hacer cine, e incluso presentaron un enorme espectáculo con siete pantallas en la Feria Universal de Moscú en 1959, en una cúpula diseñada por su amigo y colaborador Buckminster Fuller.

El diseño gráfico les llevó al diseño de salas de exposición, coleccionar juguetes a inventar juguetes. Y una tabla improvisada por su amigo, el director Billy Wilder, para echar la siesta llevó a la creación de la famosa tumbona Eames.

Un crítico dijo una vez que este extraordinario matrimonio 'simplemente quería crear un mundo mejor.' Pues lo consiguieron. Y también hicieron el mundo mucho más interesante.

 

      + Agréguenos a Favoritos                                                                                                                                                                            ^subir       

RESTAURACION  TIEMPO´S
- Restauración de Muebles desde hace más de 50 años en Argentina -
Curapaligüe 373, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, República Argentina
Teléfonos: (00 54 11) 4633-4500  y  4633-6200
E-mail: info@restauraciontiempos.com.ar - Sitio web: www.restauraciontiempos.com.ar

© 2007/2016 - Restauración Tiempos